martes, 20 de septiembre de 2011

Algo personal

En poco tiempo, apenas tres meses y medio, alguien ha llegado y se ha ido sin decir nada. Apenas lo hemos visto en blanco y negro, borroso. Su corazón ha latido muy poco.
Sin embargo, muchas personas lo han querido y lo han esperado, aunque no haya sido posible.
Él se ha dado cuenta y se ha llevado ese recuerdo.

5 comentarios:

Miguel Luis Sancho dijo...

Hay copos de nieve que no cuajan, quizás porque Dios no lo quiso, pero no por ello dejan de ser bellos o de tener valor.

julio cesar romano dijo...

No se podría expresar mejor. Muchas gracias y espero que se resuelva tu espera.

JOTAELE dijo...

ME HA EMOCIONADO LO EXPRESADO EN TAN POCAS PALABRAS.

julio cesar romano dijo...

Muchas gracias Juan Luis por estar ahí.

César dijo...

Me acabo de enterar, Julio. Admiro tu entereza. Así se es mucho más feliz y se comprende mejor el sentido del mundo. Dios nos lo explicará... Mientras tanto, sigamos viviendo.