martes, 27 de septiembre de 2011

La página en blanco


Desde hace unos días intento comenzar una nueva novela. Cuando voy a hacerlo, es difícil encontrar tiempo, me entra el miedo. pero no es a la página en blanco, como se habla comunmente. No, en absoluto. Es miedo a no encontrar el tono adecuado para las siguientes páginas. Quiero escribir algo nuevo, distinto, diferente a lo que he hecho hasta ahora. Sé que si sale adelante, cada frase, cada palabra me costará si no hay un estilo común y acertado para la historia.

Puede que ese miedo a la págian en blanco del que tanto se habla, sea un pánico al inicio de la obra, a esa búsqueda del estilo. Es más, lo peor que le puede suceder a un escritor es dejar aparcada una novela por la mitad durante un tiempo amplio. Después, es casi imposible retomar la línea, el tono, el ritmo, la forma que tenía.

En fin, espero que pronto pueda colgar el primer capítulo, aunque no me comprometo. No lo tengo claro.

3 comentarios:

José Morán Orti dijo...

Tómate tu tiempo para reflexionar sobre lo que quieres decír, cómo decirlo y por qué. Esa elaboración previa no es pérdida tiempo. Es el cimiento. Te dará seguridad y alas. Ánimo con la novela y ánimo con todo.

julio cesar romano dijo...

Muchas gracias por tus ánimos. Llevo casi todo el verano con la idea en la cabeza. Lo difícil es ponerle "patas". Espero que también tú tengas proyectos.

Miguel Luis Sancho dijo...

En el interior de todo escritor, luchan el creador y el crítico. A veces el crítico, como las zarzas, no deja al creador crecer ni hacer su trabajo...

Escribe, no tengas miedo.

No hay que ir a buscar el tono del relato, sino que él mismo, cuando entres de lleno en la historia, vendrá a llamar a tu puerta dócilmente.